Why men wear frocks

Grayson Perry transformado en ClaireAl menos hasta ayer, domingo 15 de julio, Why men wear frocks (algo así como Por qué los hombres usan vestido) no figura en los archivos de IMDb. Omisión imperdonable para un excelente documental británico sobre travestismo y -muy de paso- transexualidad. Probablemente la propuesta de Grayson Perry tampoco se encuentre en la mayoría de los videoclubs locales; así que los interesados deberán estar atentos a la programación del canal I-sat.

Ante todo, esta propuesta cautiva por su franqueza. Porque es capaz de abordar un tema tan urticante para los bienpensantes, sin ningún atisbo de morbo ni sensacionalismo, sin intenciones de legitimar hipótesis cientificistas.

El mencionado Perry, —hombre casado y con hijos que a veces elige salir a la calle con ropa de mujer— «simplemente» entrevista a congéneres que también recurren al travestismo para expresar su femineidad o para liberarse, al menos por un rato, de su condición masculina. Entre las distintas charlas, el productor/conductor comenta fotos y textos de épocas pasadas (especialmente de la Inglaterra victoriana) que refutan cualquier teoría absurda sobre el supuesto «desmadre moral» que al parecer pervierte al siglo XXI.

Grayson -en ocasiones Claire- sabe preguntar con curiosidad genuina y respetuosa, con pertinencia. Y, sobre todo, sabe escuchar. De ahí que sus reportajes nos permitan descubrir distintas experiencias e interpretaciones. De ahí que quienes intervienen en las conversaciones logren anular, aún sin proponérselo, la remanida asociación entre travestismo y enfermedad.

Por momentos, el relato de los otros también construye el relato personal o autorreferencial. Los distintos niveles discursivos -el del entrevistador y el de los entrevistados- conforman una aproximación comprometida, sentida, honesta, cruda. Aquí no se trata de exhibir, mucho menos de provocar; sino más bien de comentar, de analizar, de dilucidar.

Mientras transcurren las conversaciones pautadas, las cámaras que acompañan a Perry se detienen ante determinados gestos y silencios que anticipan alguna revelación relacionada con una particular manera de concebir la identidad sexual de los seres humanos. Afuera, en la calle, las lentes registran las miradas y los comentarios de quienes -ajenos a la noción de diversidad y tolerancia- discriminan, burlan, juzgan y condenan.

Why men wear frocks se presenta entonces como un testimonio que supera el interés por la cuestión travesti, y que pone en evidencia algunas taras de nuestra a veces tan promocionada posmodernidad.

———————————-
PD. Si hacen clic aquí, podrán leer una muy interesante entrevista realizada a Grayson Perry (eso sí; está escrita en inglés).