Mis chorongas favoritas

Mis chorongas favoritasCuesta encontrar la definición precisa de «cine choronga», mucho más su etimología. A lo sumo, sabemos que la expresión es una especie de marca registrada de El Amante. Pero -vaya injusticia- ni siquiera podemos identificar al padre de la criatura: ¿habrá sido el ocurrente Quintín, su sucesor Gustavo Noriega, Javier Porta Fouz -tan encariñado con el término- o algún otro (ex) integrante del staff de la alicaída revista especializada?

La hipótesis más obvia indicaría que el neologismo sirve como categoría o, peor aún, como gran bolsa (de basura) donde van a parar todas las películas dignas del desprecio y la descalificación de los cinéfilos expertos. La noción se convierte entonces en una etiqueta útil y expeditiva para quienes confunden el ejercicio de la crítica con la elaboración de un dictamen judicial (sentencia incluida).

Aún descartando las implicancias tiranuelas, el adjetivo inventado mantiene su connotación despectiva. A veces significa sensiblero, a veces cursi, a veces inverosímil, a veces antiestético, a veces masivo o burdo, a veces manipulador o deshonesto. A veces todo eso junto.

En caso de que estas acepciones sean válidas, llegó entonces el momento de asumirlo: siento debilidad por ciertas películas «chorongas» (que conste; el término me parece odioso). De ahí la confección de una lista de diez favoritas y -quizás así tenga menos vergüenza- la invitación a dejar un comment a quienes quieran compartir la suya.

Aquí van; éstas son. El orden de aparición obedece a los caprichos de mi memoria, y no a una intención de ranking. Por favor que Dios, Quintín y El Amante (la Santísima Trinidad, bah) me perdonen.

La edad de la inocencia
El baile de las feas
Frankie & Johnny
Mi gran casamiento griego
Cuatro bodas y un funeral
Matrimonio por conveniencia
El gusto de los otros
La verdad sobre perros y gatos
Gente como uno
Kramer vs. Kramer

Dos de yapa… 😳
La amante del teniente francés
La fuerza del cariño