Relación lector-elector

Dime qué diario lees y te diré por quién votas. Así iba a titularse este post pero, primero, calculé que la frase ocuparía demasiado espacio y, segundo, empecé a preocuparme (y ahora sigo haciéndolo) por el orden de los factores implicados en esta relación de causa-efecto. De hecho, el título también podría haber sido Dime por quién votas y te diré qué diario lees.

Encuesta online propuesta por La Nación, vigente del 24 al 29 de mayo

Por otra parte, me di cuenta de que la encuesta online publicada por el diario La Nación no revela necesariamente la intención de voto de los participantes, aunque sí cierto grado de sensibilidad (¿será mucho hablar en términos de simpatía?) ante tal o cual candidato. De ser así, podríamos imaginar otro juego de parafrases: Dime qué diario lees y te diré quién te convence o Dime quién te convence y te diré qué diario lees.  

Como sea, en tiempos de campañas y debates electorales siempre resulta interesante observar al elector detrás del lector o al lector detrás del elector. Y de paso, si tenemos ganas, ¿por qué no darnos el gusto de arriesgar alguna hipótesis sobre cierta tendencia mediático-político-sociológica?