Histrionismo expositor

¿Recuerdan cuando en Sentencia previa o Minority report Tom Cruise (el detective John Anderton en realidad) se paraba delante de una gran «pizarra de acrílico» y, con la punta de los dedos, manipulaba a distancia imágenes procedentes del futuro? Bueno… Dejando de lado la facultad de predicción o anticipación, parece que no estamos tan lejos de la tecnología que muestra la interesante película de Steven Spielberg.

Captura extraida de Gesture Studios

Al menos esa sensación tenemos después de visitar el sitio de Gesture Studios, empresa que pretende revolucionar el ejercicio de la oratoria empresarial gracias a su nueva «herramienta de presentación»: GoodPoint. Así es. Al parecer, ampliar la flecha del mouse desde un proyector o usar esa linternita cuyo rayo infrarrojo hace las veces de puntero son recursos del pasado.

En breve será cuestión de enfundarse unos guantes con sensores (similares a los que se utilizan en proyectos de realidad virtual) y de teledirigir las diapositivas de nuestro PowerPoint a gusto y piacere. Un pase por aquí, y destacamos algún gráfico. Un pase por allá y desplegamos un índice de temas.

Probablemente para ese entonces ya existirán coachs dispuestos a enseñar trucos, movimientos, coreografías. Incluso -me parece verlo- habrá quien se convierta en gurú de la innovadora técnica y difunda el en principio marketinero y prometedor (¿?) concepto de «histrionismo expositor». 

—————————————————-
Post inspirado en el artículo El síndrome PowerPoint publicado en Agoravox.