Bajo la lupa

Nuestros amigos terricolasEl 18 de abril pasado la cartelera francesa estrenó Nos amis les Terriens, algo así como Nuestros amigos terrícolas, pseudo documental escrito y dirigido por Bernard Werber, y producido por el mismísimo Claude Lelouch. Según muestra el avance difundido por el sitio oficial del film (también pueden encontrarlo en YouTube), esta propuesta nos convierte en el objeto de estudio de seres del espacio exterior, responsables de una investigación que -al mejor estilo National Geographic– pretende explicar el complicado comportamiento de nuestra especie.

Ésta es la ópera prima de un periodista científico devenido en escritor avocado al análisis de nuestra sociedad, con el enfoque de un entomólogo. Claro que, además de rigurosidad metodológica, Werber aplica un particular sentido del humor que en este caso no sólo ridiculiza nuestra conducta; también parodia las producciones biológicas/zoológicas emitidas por televisión.

En Nuestros amigos terrícolas, a los aliens no se los ve. Sólo se escucha la voz en off del investigador-locutor que comenta las imágenes extraídas durante un estudio que, tal como aclara el trailer, «no maltrató ni hirió a ningún ser humano». Tal vez lo más gracioso de esta propuesta sea la aparición de varias hipótesis tan forzadas como inexactas, pero pronunciadas con toda autoridad (¿nuestros especialistas harán lo mismo cuando hablan de los chimpancés, los delfines, las hormigas, los teros?).

Los humanos, observados como si estuviéramos en una jaula

Antes del estreno, el lanzamiento de la película ya había causado sensación entre los lectores de Werber y entres quienes tuvieron oportunidad de ver Nos amis les humainsNuestros amigos humanos– corto rodado en 2003 que habría servido de borrador o de ensayo preliminar para este último emprendimiento. Ahora en las salas, los comentarios están repartidos entre quienes elogian la originalidad del proyecto y quienes desestiman el trabajo por considerarlo excesivamente subido de tono.

En el foro del sitio oficial de la película, un participante desliza la acusación de plagio haciendo referencia a otra producción de similares características, la estadounidense The mating habits of the earthbound human, escrita y dirigida en 1999 por Jeff Abugov, guionista de Roseanne y Two and a half men.

Me pregunto si Nuestros amigos terrícolas llegará a Buenos Aires. Si la película cumple con la promesa del avance, habrá que hacer lobby para que algún distribuidor local se anime y nos traiga este inquietante documental desde alguna desconocida galaxia. ¿Le pedimos ayuda a Fabio Zerpa