La otra versión

Mi admirado Juan GelmanCon una mano en el corazón, no encuentro la manera de presentar a Juan Gelman (si es que hiciera falta presentarlo). ¿Debería escribir sobre su poesía? ¿Sobre sus ensayos periodísticos? ¿Sobre su incansable búsqueda de la verdad y la justicia? ¿Debería hacer hincapié en la transparencia de sus versos o en la lucidez de su prosa? ¿Debería contar su historia, la de su hijo, la de su nuera, la de su nieta?

Afortunadamente sí encontré La Bitácora de Gelman, espacio que permite (re)descubrir a este notable autor argentino contemporáneo, y recorrer parte de su obra y de su biografía. Me limito entonces a compartir el dato, y de paso a transcribir uno de los poemas publicados, otra versión de Mi Buenos Aires querido.

Mi Buenos Aires querido
Sentado al borde de una silla desfondada,
mareado, enfermo, casi vivo,
escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.
Hay que atraparlos, también aquí
nacieron hijos dulces míos
que entre tanto castigo te endulzan bellamente.
Hay que aprender a resistir.

Ni a irse ni a quedarse,
a resistir,
aunque es seguro
que habrá más penas y olvido.