La vigencia de una carta

Carta abierta a la JuntaLa censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta años.

El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, lo que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades

———————-
Así empieza la carta abierta que Rodolfo Walsh escribió el 24 de marzo de 1977 para denunciar las iniquidades cometidas por la dictadura militar instaurada un año antes. Hoy algunos argentinos recordamos este documento con una doble intención: por un lado, rendirle homenaje a un periodista comprometido con su profesión y con su país; por el otro, repudiar no sólo aquel golpe de Estado de 1976 sino cualquier resabio de totalitarismo.

A Walsh lo interceptó un grupo comando en la calle, en pleno barrio porteño de San Cristóbal. Lo balearon antes de subirlo a un auto y llevarlo al centro clandestino de detención que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Habían pasado escasas 24 horas después de aquel solitario, temerario y último ejercicio de denuncia periodística.

Hoy él no está; la dictadura militar tampoco. Sin embargo, la carta mantiene su coraje, su fuerza, incluso su vigencia. Por eso los invito a leerla. No sólo el principio aquí transcripto, sino la versión completa. Aún treinta años después, este (necesario) repaso sigue valiendo la pena.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

5 thoughts on “La vigencia de una carta

  1. “…sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles”.

    Ese final me sigue poniendo la piel de gallina. Además de ser un periodista comprometido, Walsh era un escritor del carajo.

    Un saludo

  2. Confieso avergonzado que solo muy recientemente leí Operación Masacre, y sí, Walsh era un escritor del carajo. A mí toda la carta a la Junta me puso la piel de gallina.

    Es increíble la claridad que tenía el tipo sobre lo que pasaba, cosa que ahora se olvida más de un idiota cuando repite lo de los “dos demonios”.

  3. Spectatrice: tu blog ahora pide el email para poder postear, ¿es a propósito eso?

  4. Totalmente de acuerdo con Lord Henry y Andrés. Walsh tiene una prosa precisa, clarísima, que debería ser enseñada y analizada en todas las escuelas de periodismo. Y sí… Probablemente quienes repitan la teoría de los dos demonios no hay leído (o no quieran leer) nada de este periodista/escritor.

    Respondiendo a tu pregunta, Andrés, sí. Es a propósito. Fue una medida un tanto ingenua para intentar frenar a quienes ingresan al blog para agredir y difamar. Ya sé. Es al divino botón porque estas mismas personas pueden inventar la dirección de email y listo. Pero al menos tienen que tomarse ese trabajo. 😉

    Saludos a ambos.

  5. Salvando las distancia, el sábado pasado, fui a comer un asado en una “casa/quinta”, y en un armario semi vacio, hay una coleccion de revista Humor de esa época del proceso (mas en la última época), y me puse a ojear un par de ellas, se me ponia a veces la piel de gallina, de como (con humor) reflejaban lo que pasaban y yo “metiendome” en esa época y a veces digo que gracias a Dios, esto se termino, aunque las heridas todavía son profundas y que lamentablemente hay gente ingenua que creen que todavía fue la mejor epoca que ahora (que evidentemente nunca abrió los ojos o no los quiere abrir).
    La campaña del desierto y el último proceso militar (y que sea el último por Dios) son las épocas mas negra de la historia de la Argentina, y que sean las únicas dos (porque lo pasado ya no se puede modificar, pero el futuro si se puede evitar).

    Salute!
    Nico

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s