La Tierra, desde el cielo

En Buenos Aires la exposición tuvo lugar hace casi tres años y causó sensación. Por lo pronto, cualquiera que haya recorrido Plaza San Martín en el invierno de 2004 aún hoy recordará alguna(s) de las 120 gigantografías pertenecientes a La Tierra vista desde el cielo, monumental proyecto de Yann Arthus-Bertrand, que también cuenta con su versión online.

Una plantación de té correntina, como una huella digital

Patrocinado por la UNESCO, el trabajo del fotógrafo francés se convirtió primero en un libro traducido a once idiomas, y después en una muestra exhibida en 21 países. La mayoría de las imágenes fueron tomadas desde helicópteros, entre los 5 y 3000 metros de altura, y el emprendimiento completo demandó casi tres mil horas de vuelo.

Arthus-Bertrand recorrió cien países, entre ellos Argentina. De hecho, la imagen que ilustra este post corresponde a un cultivo de té ubicado en nuestra provincia de Corrientes. Presten atención: los surcos del suelo labrado parecen imitar las marcas azarosas de una huella digital.

Pensándolo bien, la comparación es menos alocada de lo que parece. Después de todo, La Tierra vista desde el cielo también describe nuestra identidad.