Poesía arrabalera

Milongueando junto al Muro, de Edgardo TieriSi me obligaran a elegir un tango, uno solo, creo que no lo dudaría demasiado. Optaría por Los mareados. ¿La razón? La poesía del genial Enrique Cadícamo. En particular un verso muy recordado, aquél que sabe conjugar los distintos tiempos con sólo siete palabras.

Hoy vas a entrar en mi pasado.

Fíjense bien. Basta un adverbio, una frase verbal y un sustantivo para marcar la conjunción entre presente, futuro y pasado. Así, el “hoy” hace las veces de eje o pivote para que recuerdo y porvenir se interpelen, se enfrenten, se persigan, se ignoren. Como si se tratara de un proceso por momentos lineal, por momentos circular, por momentos estanco.

Además, la frase esconde un compromiso indeclinable. De hecho, aunque depositada en ese “vos” tácito, la acción remite más bien a un “yo”, más precisamente a la decisión de un narrador dolido, despechado, abatido, resignado, aunque probablemente aún enamorado.

Navegando por la Web encontré que Todo Tango publicó no sólo la letra completa de Los mareados (con archivo de audio incluido), sino también la interesantísima historia de sus estrofas y un encantador perfil de Cadícamo, redactado por el erudito José Gobello. Sin dudas, una propuesta tentadora para quienes deseen acercarse a la poco difundida poesía arrabalera.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

5 respuestas a “Poesía arrabalera

  1. No soy una aficionada al tango, aunque últimamente me siento más cercana a él y debo reconocer que hay algunas canciones hermosas, con letras que son poemas y rebosan sabiduría popular, metáforas ocurrentes e imágenes perfectas. Tal vez es que al tango hay que darle su tiempo para que te enamore. Tal vez uno empieza a entender la nostalgia que encierra cuando la vive.

  2. Creo que sí, Laura. Al tango uno aprende a apreciarlo con la edad, después de haber sumado cierta experiencia, y muchas veces a la distancia. A mí al menos me pasó así… 😳

  3. Yo tengo abuelo tanguero.. quizás de ahí la cercanía…
    Los mareados fue un buen himno de borracheras, porque además de la letra con ese encendido champán de pena y de melancolía que se anticipa… la melodía con suc ambios también nos sacan del pivote lógico.
    Además… tiene otras frases de antología y un final para balearse en un rincón como dice otro tango… “que grande ha sido nuestro amor, y sin embargo ya, mirá lo que quedó..”

    chan chan

  4. La frase completa es aún más fuerte:

    Hoy vas a entrar en mi pasado,
    en el pasado de mi vida…

    En cierto modo da una idea de entrega de la propiedad de su tiempo.

    Mi problema con este tango, queme encataba fue cuando un aguafiestas me dijo que Cadícamo se había inspirado más de la cuenta en un autor francés.
    Como buen idiota argentino, se abrió entre ese tango y yo una especia de pequeño abismo, que no me animo a saltar.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s