Guía del viajero intergaláctico

Guia del viajero intergalácticoPelícula descartada por la cartelera porteña, Guía del viajero intergaláctico se editó directamente en DVD sin pena ni gloria. De haberse estrenado en las salas comerciales, probablemente habría sido víctima de la indiferencia generalizada. Después de todo, el gran público suele buscar emociones fuertes, nada más alejado de esta inocua aventura espacial. 

Cuenta la leyenda que el proyecto de adaptar el libro de Douglas Adams deambuló durante ¡veinte! años. Hubo que esperar a 2005 para que un grupo de productores ingleses decidiera correr el riesgo y emprender el rodaje tantas veces postergado.

El resultado: una propuesta entretenida y disparatada con algunas sorpresitas en su haber. Entre ellas, la participación de John Malkovich y Helen Mirren, escondida detrás del gran oráculo Deep Thought.

El título original de la novela (y de la película) es The hitchhiker‘s guide to the galaxy. Imaginen entonces a dos tipos -muy buenos, Martin Freeman y Mos Def– que recorren la galaxia como pasajeros colados, fugitivos, desorientados. Después imaginen lo que sea, y seguramente verán algo de eso en pantalla.

A diferencia de otras obras ambientadas en la vía láctea, el film de Garth Jennings no se pretende futurista ni, mucho menos, un producto especializado en efectos especiales. Estamos en cambio ante una fábula desopilante donde todo vale: desde un robot deprimido hasta una computadora sabelotodo, pasando por una versión backup del planeta Tierra.

Por supuesto, también hay margen para las citas más o menos explícitas: algo de Viaje a las estrellas, un poco de La guerra de las galaxias y, por qué no, un somero tributo a 2001. Odisea del espacio.

En fin… Una propuesta digna de recomendación para quienes tengan ganas de ver un largometraje original, sin sacudones violentos, y desde ya para los fanáticos incondicionales del espacio exterior.