Thought control

Jorge Arbusto, asesorado por YodaReflexión 1
“Estamos en guerra con fascistas islámicos. Utilizarán cualquier medio para destruir a quienes aman la libertad y destruir a esta nación”.

La frase es digna de una película made in Hollywood, de un comic, o de un relato de ciencia ficción. Pero por favor a no confundirse: fue pronunciada anoche por el Presidente George W. Bush después de que Scotland Yard frustrara la supuesta concreción de atentados terroristas.

Reflexión 2
Pink Floyd para bebitosAyer mientras volvía del trabajo leí en el diario La Razón que EMI acaba de lanzar en la Argentina Pink Floyd lovely songs for babies. Sí, sí… Con la excusa de que “la música es excelente para la estimulación auditiva y para calmar al bebé”, la compañía discográfica adaptó canciones de David Gilmour y Roger Waters pensando (¿?) en el público infantil.

Al margen de lo insoportable de esta musicalización, siento cierto escozor ante la idea de un niño escuchando Another brick in the wall o Money. Si bien el CD presenta versiones exclusivamente instrumentales, cómo obviar la letra de estos temas, y cómo impedir que la imaginación nos muestre a criaturas blandiendo sus sonajeros y gritando su oposición al “thought control”. 😛

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

2 thoughts on “Thought control

  1. Another brick in the wall
    Daddy’s flown across the ocean
    Leaving just a memory
    Snapshot in the family album
    Daddy what else did you leave for me?
    Daddy, what’d’ja leave behind for me?!?
    All in all it was just a brick in the wall.
    All in all it was all just bricks in the wall.
    “You! Yes, you! Stand still laddy!”

    When we grew up and went to school, there were certain teachers who would hurt the children anyway they could
    by pouring their derision upon anything we did
    exposing any weakness however carefully hidden by the kids.
    But in the town it was well known
    When they got home at night their fat and psychopathic wives
    Would thrash them within inches of their lives!

    [Part 2]
    We don’t need no education
    We dont need no thought control
    No dark sarcasm in the classroom
    Teachers leave them kids alone
    Hey! Teachers! Leave them kids alone!
    All in all it’s just another brick in the wall.
    All in all you’re just another brick in the wall.

    We don’t need no education
    We dont need no thought control
    No dark sarcasm in the classroom
    Teachers leave them kids alone
    Hey! Teachers! Leave them kids alone!
    All in all it’s just another brick in the wall.
    All in all you’re just another brick in the wall.

    “Wrong, Do it again!”
    “If you don’t eat yer meat, you can’t have any pudding. How can you
    have any pudding if you don’t eat yer meat?”
    “You! Yes, you behind the bikesheds, stand still laddy!”

    [Part 3]
    I don’t need no arms around me
    And I dont need no drugs to calm me.
    I have seen the writing on the wall.
    Don’t think I need anything at all.
    No! Don’t think I’ll need anything at all.
    All in all it was all just bricks in the wall.
    All in all you were all just bricks in the wall.

  2. Me atrevo a transcribir un pasaje de un libro de Clement Rosset de ed Tusquest, con edición del año 1993, en traducción de Enrique Lynch.
    ” El vínculo entre lo terrorífico y el doble aparece de manera ejemplar en una película de Cavalcanti, Dead of Night (1945). En esta peliícula, todos los acontencimientos se presentan como si vagamente hubiesen ya ocurrido ( sentimiento de falso reconocimiento ), y sólo al final el espectador descubre con angustia
    que cuanto le ha sido mostrado -como si repitiese un imperceptible y onírico pasado- era de hecho la premonición de un futuro inminente: dispersión del presente según el doble eje del pasado y del futuro, naufragio vertiginoso de lo real, al que viene a faltarle todo aquí y ahora. Por otra parte, un episodio notable de la película pone directamente en escena al hombre y su doble: es la secuencia de un ventrílocuo enfrentado a su muñeco, el cual escapa poco a poco al control de su amo y va apropiándose de la realidad de éste.
    Es una escena alucinatoria de desdoblamiento esquizofrénico, en la que un hombre perece asfixiado por su doble, devorado por su propia imagen.”

    -A esto agregemoslé se se permite el final de la explicación en los juegos del doble y su relación con el falso espejo, el culminante desafio de Clément Rosset en este ito de lo doble-

    “El reconocimiento de uno mismo, que implica ya una paradoja (porque se trata de captar precisamente lo que es imposible de captar, y porque la asunción de uno mismo reside paradójicamente en la renunica a esta asunción), implica tabién po necesidad un exorcismo: el exorcismo del doble, que pone un obstáculo a la existencia de único y exige que éste no sea solamente él mismo y nada más.
    No hay sí mismo que no sea sí mismo, no hay un aquí que no sea un aquí, no hay un ahora que no sea sino un ahora: ésta es la exigencia
    del doble, que quiere un poco más y está dispuesto a sacrificar cuanto existe -es decir, lo único – en beneficio de todo lo demás, es decir, de todo lo que no existe.”

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s