El fulgor argentino

El fulgor argentinoNada mejor que un espectáculo coral para confirmar lo que solemos decir entre compatriotas: que el nuestro es “un país de locos”. Al menos ésta es la sensación que queda después de ver El fulgor argentino, obra teatral donde un centenar de actores, grandes marionetas y una orquesta se encargan de relatar los sucesos clave de nuestra enajenada historia nacional. 

En cartel desde 1998 (con algunas interrupciones), la propuesta del Grupo de Teatro Catalinas Sur se actualiza/renueva con los años. No obstante, su espíritu crítico, revisionista, concientizador se mantiene siempre incólume, más allá de cualquier cambio.

En la ficción, el Fulgor Argentino es un club de barrio donde la gente se reúne para charlar, bailar, conocerse. Lo que ocurre en ese salón es el reflejo de las luchas sindicales, contubernios políticos, crisis económicas, manifestaciones populares y golpes militares que marcaron al país*.

Ajenos a la solemnidad que tanto caracteriza a nuestros historiadores oficiales, los directores Ricardo Talento y Adhemar Bianchi prefieren apostar a la picardía y a la sátira. Después de todo, ésta parece ser la mejor herramienta para desempolvar un pasado contradictorio, absurdo, patético, insano.

Recuerdo haber ido dos veces a ver El fulgor argentino. En ambas oportunidades fui con amigos extranjeros, convencida de que la obra podría aclararles dudas sobre este rincón del mundo.

En honor a la verdad, ignoro si la experiencia les resultó positiva en ese sentido. Pero una cosa es segura: apenas salimos del Galpón de Catalinas, foráneos y autóctonos cruzamos una mirada pensativa, conmovida y, en medio del silencio, nos confundimos en un mismo murmuro, “qué país de locos”.    
  
—————————-
* Los cinéfilos encontrarán ciertos puntos en común con la película El baile del director italiano Ettore Scola.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s