Max Headroom

Bien por RetroEl canal Retro sigue sumando puntos gracias a sus (atinadas) decisiones de programación. Hace unos días, me enteré de la reposición de Max Headroom, propuesta vanguardista de los años ’80 que supo anticipar la abrumadora revolución mediática de nuestros días. Tardía o no, la noticia no podría haberme entusiasmado más.

1987… Reagan, Thatcher y Mitterrand, afuera. Alfonsín, los carapintadas y la hiperhinflación, adentro. Los albores de la adolescencia me abruman, y el contexto incierto, caótico, crítico acentúa el estado generalizado de confusión. En medio de la efervescencia, existe un programa de TV cuya vertiginosidad futurista fascina, entretiene y -creer o reventar- aplaca a las fieras.

Androide computadorizado y (perdón por el anacronismo) medio «geek», Max Headroom nace dos años antes, en 1985, cuando el británico Channel 4 lo pone a conducir un show de videos musicales. En poco tiempo, el pintoresco personaje aparece en distintos cortos publicitarios, trampolín desde donde salta a la cadena estadounidense ABC para emprender su propia serie.

En esta oportunidad, el ex presentador encarna al alter ego digital del periodista independiente Edison Carter. Así, su contextura binaria y audiovisual le permite infiltrarse en redes y pantallas para difundir ciertas verdades o realidades escondidas, ignoradas, prohibidas por la televisión oficial.

Evidentemente, la serie tiene algo de 1984 y Brazil, obras emblemáticas que advirtieron sobre el advenimiento de un futuro signado por el totalitarismo comunicacional e informativo. También encontramos algo de William Gibson y su visión cyberpunk de la sociedad.  

Hace dos décadas, Max Headroom resultaba súper impactante, especialmente por tratarse del primer programa en contar con un sorprendente holograma humano. En ese momento, creíamos que tal innovación era mérito del avance de la informática y de los efectos especiales; quizás por eso nunca reparamos en el meticuloso trabajo de edición.

Hoy, en pleno siglo XXI, la ilusión se habrá mitigado, pero de una cosa podemos estar seguros: bien hecha, la ciencia ficción es el más elocuente y acertado de los oráculos. Ante cualquier duda, no olviden sintonizar Retro los viernes a las 22hs.