Sugar rush

Los viernes a las 23hs por I.satDespués de Queer as folk y The L word, el canal I.sat vuelve a apostar a programas protagonizados por gays y presenta Sugar rush, serie británica sobre una adolescente virgen y lesbiana que -para colmo de males- está enamorada de su mejor amiga (por supuesto, heterosexual). Evidentemente, en la vida y en la TV, las cosas siempre pueden ser peor…

No obstante, ajena a posturas pesimistas, Kim sabe sacar lo bueno de cada situación, incluso de las que la arrastran al mismísimo horno. Al final de cuentas -y esto es lo mejor de la serie- la chica actúa como cualquier joven de su edad: con dudas, contradicciones y miedos, pero también con la líbido íntegra, a prueba de golpes y desilusiones.

Basada en la novela de Julie Burchill, esta producción de la BBC tiene el tino de evitar las caracterizaciones estereotipadas de lo que -se supone- son las lesbianas. De hecho, tal vez a propósito, tal vez no, la protagonista es tan o más femenina que su pretendida media naranja.

Por otra parte, la serie no gira exclusivamente en torno al eje amoroso/sexual, sino también alrededor de otras cuestiones típicas de la adolescencia: incomunicación con los padres, avatares en la vida escolar, idas y vueltas dentro del círculo de amistades, etc. Así, al explotar temas variados, el guión de Katie Baxendale construye un relato dinámico y con distintos focos de conflicto.

Indudablemente Sugar rush es mucho menos directa y ácida que Queer as folk, pero bastante más atrevida que la condescendiente The L word. Por suerte, aún desde una posición intermedia, la nueva propuesta de I.sat hace gala de una faceta crítica e irónica, y sobre todo de un marcado empeño por provocarnos algún tipo de comezón.