El plan perfecto

El plan perfectoEn principio uno podría decir que El plan perfecto es el menos representativo de los films de Spike Lee. A simple vista, su última película pertenece al género policial y de suspenso, tanto que el guión escrito por Russell Gewirtz nos recuerda el robo al Banco Río de Acassuso perpetrado en marzo pasado. Sin embargo, el director de Fiebre de amor y locura, y Haz lo correcto puede haber perdido el pelo pero nunca las mañas.

En otras palabras, el hecho de que Lee se haya apartado (¿momentáneamente?) de los barrios del Bronx y Harlem, de las riñas callejeras, de los conflictos interraciales no significa que haya abandonado sus preocupaciones más recurrentes. Aunque de un modo menos explícito, El plan perfecto también revela la existencia de un mundo signado por la discrimación y la violencia en sus variadas formas.

Una vez más, los marginales (en este caso, Dalton Russell y sus secuaces) son inofensivos, hasta guardan cierta ética, a diferencia de quienes detentan poder (económico, político, judicial). En este sentido, resulta interesante ver al detective Keith Frazier como el cuestionable "nexo" entre uno y otro bando.

Sin dudas, la gran protagonista de Inside man (título original del largometraje) es la historia. Bien armada, con alteraciones espacio-temporales que acentúan la dosis de intriga, y con una moraleja un tanto previsible pero lo suficientemente sutil como para no causar rechazo.

Entre los actores, probablemente quien más se destaca es el veterano Christopher Plummer. En cuanto a los demás, mientras Jodie Foster sabe sacar lo mejor de su rol secundario, Clive Owen y Denzel Washington parecen apoltronarse en caracterizaciones que les son muy familiares: el británico en tanto tipo solitario, recio, con convicciones inamovibles; el norteamericano como antihéroe de mediana inteligencia y con intenciones teñidas por la ambición.

Sin ser lo mejor de su obra, la propuesta de Lee resulta ideal para quienes buscan entretenimiento de calidad con una pizca de crítica social. Tal vez no sea perfecta, pero a no menospreciarla.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s